Test prenatal no invasivo

Detección de posibles alteraciones

El test prenatal no invasivo es una prueba de cribado prenatal que permite detectar anomalías cromosómicas en un feto mediante una muestra de sangre materna a partir de la semana 10 de embarazo.


Es una técnica que no pone en riesgo el embarazo y que ofrece la detección de las principales alteraciones cromosómicas (síndromes de Down, Edwards y Patau) con una fiabilidad superior al 99%.  Además, ofrece la posibilidad de la confirmación del sexo fetal.

Lo realiza la matrona en una vista en consulta donde, además de realizar la extracción para la muestra de sangre, se encargará de facilitar toda la información relacionada con el procedimiento y resolver todas vuestras dudas. 

Una vez recibimos los resultados, es también la matrona quien se encarga de comunicarlos.

PRECIOS

0

Básico

0

Ampliado

En todos los casos, incluye visita con la matrona.
Consultar precio para realizar extracción a domicilio